CENTRAL NORTE GIMNASIA Y TIRO

CODIGO PENAL

Spread the love

Gimnasia le amargó el clásico a Central Norte con un penal que Barrionuevo cambió por gol. El “Cuervo” se había adelantado a través de Baima desde la misma vía.

El Cuervo se llevó menos de lo que mereció ante un Albo que, al mismo tiempo, podría haberse quedado con algo más. Es que el clásico, con un primer tiempo de ida y vuelta entretenido al que solo le faltaron los goles, y un complemento desdibujado y monótono, se terminó equilibrando en distintos puntos.

Por un lado, Central jugó de forma agresiva e inteligente, frenando y cortándole los caminos al equipo visitante pero no consiguiendo la claridad necesaria para volcar sus virtudes en el arco contrario. Por otro lado, Gimnasia tuvo un buen inicio, fue preciso y se paró bien pero, con el correr de los minutos, se dejó dominar no solo por las arremetidas del local sino también por la intranquilidad de no poder pararlo más que a lo brusco. Y aun así, fue el que tuvo las mejores chances a través de Nicolás Capellino y Juan Perillo, lo mejor del millonario. Por último, en ambos casos, los arqueros respondieron con mucha seguridad.

Al final, los goles se dieron por errores propios y sobre el último tramo. El primero fue un penal de Juan Pablo Cárdenas sobre el “Sacha” Magno  – la figura – que Leonardo Baima transformó en gol; el segundo, una mano de Alan Vester en el área que también se resolvió sobre los doce pasos y que Ezequiel Barrionuevo convirtió para la igualdad.

Con el empate, a Central le quedó por tercera vez consecutiva un sabor amargo y la obligación de ganar, mientras que a Gimnasia le resulta útil porque sigue sumando como visitante, y le sentará mejor si vuelve a ganar como local la próxima fecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *